Plomería, mampostería, losas y zapatas

Durante el mes de octubre, en el “Módulo A” avanzamos un 80% con las tareas de mampostería en el interior de las unidades funcionales, lo que equivale a la construcción de 4200 m2 de pared. Por su parte, los plomeros culminaron la instalación de caños cloacales en el segundo y tercer piso. En la azota revocamos las paredes en base de tanques y el techo del ascensor, luego iniciamos las fajas de nivelación, que es la generación de pendientes para encauzar el drenaje y canalización del agua fluvial.

En el “Módulo B», iniciamos los trabajos de mampostería. En principio, realizamos las tareas de replanteo de la totalidad de los muros de las unidades del primer piso, colocando 1.400 metros lineales de ladrillos. Esta esta actividad corresponde al delineado sobre las losas de lo que serán las divisiones de pared hechas en con una primera hilada de ladrillo común. A su vez, realizamos el llenando de la segunda etapa de la losa que conecta el nivel dos con el tres. Por su gran extensión, la misma está programada en 3 etapas. Para el llenado aplicamos 90 metros cúbicos de hormigón H21, para cubrir 850 metros cuadrados de superficie, lo que representa el 70% del total de la losa. Finalizamos la construcción de las columnas del encofrado que conformará la tercera etapa de la losa.

Con respecto al “Módulo C” debido a su extensión, las tareas de encofrado para la futura losa que conecta el primer con el segundo piso están programadas en 2 etapas. Avanzamos un 50% con las tareas del techo de la estructura en la primera etapa, que abarca unos 550 m2 de los 1100 m2 totales de superficie. Mientras tanto finalizamos el llenado de columnas de la segunda etapa, las mismas se realizaron con un encofrado de hierro compuesto por chapas de 2mm de espesor, con sus refuerzos pertinentes, que permiten configurar las dimensiones de columnas en forma muy versátil, aumentando la velocidad de armado y desarmado de las mismas.

En el “Módulo G” avanzamos un 50% con la construcción de las bases de fundación, representando 130 bases de las 263 que abarca al edificio. Para ello, realizamos dos tipos de excavaciones, de acuerdo a lo requerido al estudio de suelos: unas de 8m3 y otras de 4.5m3. Allí dentro, los carpinteros realizaron el encofrado de madera alrededor de estructuras de hierro entrelazadas de 8 y 12 milímetros con forma piramidal “sismo-resistentes”, para luego rellenar con hormigón H21 y construir las zapatas que se conectarán con los encadenados y columnas del edificio.