Mampostería, llenado de losa, replanteo de encofrado y bases de fundación

En el “Módulo A” avanzamos un 20% con las tareas de mampostería del edificio en el tercer piso; esta actividad corresponde a las divisiones de pared hechas en ladrillo hueco, es decir los muros divisorios que comprenden 5600 m2 de pared. Para la unión de los mismos utilizamos para la colocación de ladrillos tanto el adhesivo especial Dun Dun como el mortero tradicional.

Mientras tanto, en el “Módulo B” realizamos el encofrado y cuarto llenado de losa, aplicando 80 metros cúbicos de hormigón H21, para cubrir 650 metros cuadrados de superficie, lo que representa el 30% del total de la losa que conecta el primer piso con el segundo piso. En cuanto al resto del área finalizamos la construcción de las columnas que entrelazan la futura losa.

En el “Módulo D” iniciamos el replanteo del encofrado, esta actividad es necesaria para consolidar la ubicación exacta de las columnas según el plano. Para la misma levantamos las tres primeras caras de cada columna y las ajustamos utilizando tirantes de madera, luego colocamos el acero de refuerzo previamente armado para colocar la cuarta cara. De esta manera las columnas están listas para el futuro llenado con hormigón H21.

El inicio de los trabajos de la columna en el módulo D antes del módulo C se debe a que el primero es mucho más grande que el segundo y que para que ambos módulos finalicen la obra de manera conjunta es necesario llevar adelante dicha planificación.

Con respecto al “Módulo F” finalizamos la construcción de las bases de fundación. Para ello realizamos las excavaciones de acuerdo a los requerimientos del proyecto. Así mismo proseguimos el llenado del encadenado correspondiente al módulo, para un total de 380 metros lineales, lo que corresponde al 60% del edificio. Los encadenados son las estructuras que conectan las bases de fundación subterráneas del edificio, para otorgar la cohesión estructural del mismo.